Seguidores

domingo, 10 de octubre de 2010

Fumigan con glifosato en plena Ciudad y en el Conurbano Bonaerense

Lo hacen junto a las vías del tren para desmalezar y controlar las plagas. Aseguran que no es cancerígeno, pero en algunas zonas está prohibido. Los especialistas advierten sobre las consecuencias de hacerlo al lado de la gente.

Desde al menos cuatro años atrás, las empresas que operan los trenes del Área Metropolitana de Buenos Aires realizan fumigaciones en los alrededores de las vías, con el objetivo de desmalezar la zona y prevenir plagas. La sustancia utilizada es un polémico agroquímico con principio activo basado en el glifosato. Funciona como herbicida en la producción agrícola: con él se eliminan todas las malezas comunes y se permite el avance de la soja transgénica. Precisamente, sólo las semillas genéticamente modificadas (como la soja, el maíz y algunas variedades de girasoles) pueden resistirlo.

En la actualidad, este agroquímico es objeto de fuertes cuestionamientos por parte de una amplia red de científicos, médicos y organizaciones ambientalistas, que en diferentes informes describieron las nocivas consecuencias que su uso indiscriminado está produciendo, tanto en el ambiente como en la salud humana. Hablan de pérdida de biodiversidad y deterioro de suelos. También de enfermedades como cáncer, malformaciones y abortos espontáneos.
En un pueblo sojero de Córdoba, por ejemplo, los habitantes sufrían las fumigaciones sobre los techos de sus casas o frente a las escuelas, y se registraron 500 enfermos, de los cuales 200 tenían cáncer, en una población que no supera los 5000 habitantes. A partir de ese momento, un fallo judicial prohibió la aplicación de agroquímicos en toda la zona urbana. Situaciones similares se dieron en otros lugares del interior del país, como en la ciudad de San Jorge, en Santa Fe, o en La Leonesa, provincia de El Chaco (ver recuadro).

Lo mismo sucedió en ciudades del interior de la provincia de Buenos Aires, donde casi todos los municipios tienen ordenanzas que prohíben la utilización de agroquímicos a determinadas distancias de la población. Y en partidos como Vicente López, Lanús, Marcos Paz, Avellaneda o Lomas de Zamora, las fumigaciones que se realizaban en los alrededores de las vías del tren también fueron frenadas gracias a ordenanzas municipales.

“En base a estas medidas, no caben dudas de que el glifosato debe estar bien lejos de la población. Lo importante es que el debate está cada vez más presente”, expresó Federico Aliaga, integrante de la campaña “Paren de Fumigar” del Grupo de Reflexión Rural.


http://tiempo.elargentino.com/notas/fumigan-con-glifosato-plena-ciudad-y-conurbano-bonaerense

1 comentario:

  1. gracias Daniel!
    tu trabajo de difusión es muy importante.
    un beso.

    ResponderEliminar